LA IMPORTANCIA DEL AGUA

Una de las preguntas más habituales  y de la que tenemos más dudas, es sobre qué podemos beber cuando estamos a dieta.

Es interesante ver y experimentar como ha aumentado el interés en la alimentación en los últimos tiempos, en alimentos y bebidas que a priori son sanas y en qué se debe comer. Incluso  llegan a consulta y te comentan que comen muy sano porque han  incorporado a su dieta la quinoa  o la chía,  endulzan con stevia y beben zumos detox, en conclusión “comen muy sano”.

Pero claro, si voy a un bar ¿qué bebo? Pues… un  refresco de cola light o una cerveza isotónica (de esto habría que hacer un único artículo, y no precisamente hablando de sus virtudes) o un zumo  envasado ¿ es fruta, no? y  de comer  ¿qué me pido? um… deja que piense… ¡unas patatas fritas light !  “porque engordan menos ” y por tanto son más sanas.

Parece que los alimentos  si  llevan el adjetivo light, bajo en o sin, son maravillosos. Cuando la mayoría de las veces estamos ante alimentos superfluos, con valores nutricionales absolutamente descartables y con altos aportes de azúcares, sin valor nutricional, sales o calorías.

La influencia de la publicidad y el  marketing que rodea la industria alimentaria, crea un batiburrillo de información desinformada y poco ética muchas veces, porque es engañosa para el consumidor.

Así que, volviendo al tema de las bebidas y la hidratación y sintiéndolo mucho, el abanico de posibilidades de bebidas que hay en el mercado es amplísimo, pero realmente  saludables  y  realmente hidratante  la única  bebida reina es el agua. Las infusiones  de toda la vida,  así como la leche  son opciones de consumo de líquidos diarios. El agua es esencial para la vida, podríamos sobrevivir sin comer durante semanas, pero si no bebiéramos agua,  moriríamos a los pocos días.

 ¿Qué características tiene el agua?

  • Somos un 60% de agua.
  • Toda la actividad metabólica  de nuestro cuerpo se da en presencia de agua.
  • La sangre es un medio acuoso en el que transportamos nutrientes y oxigeno a todas las células del cuerpo humano.
  • El agua participa en la termorregulación corporal.
  • El agua es fundamental en la  eliminación de  nuestros productos de deshecho.
  • El agua ni engorda ni adelgaza, es acalórica, nos aporta 0 Kcal.
  • Si la bebemos antes o durante las comidas, aumenta el tamaño del bolo alimenticio y nos sentimos más llenos y satisfechos.
  • Si bebemos menos de 1 litro diario, el cuerpo tiende a  retener agua a través de los riñones, ya que la necesita para realizar toda su actividad metabólica. Sin embargo, si bebemos entorno a unos 1,5-2 litros diarios, el cuerpo podrá realizar su actividad de eliminación de toxinas tanto en orina, heces, sudoración, piel y  respiración correctamente, así como todos los procesos metabólicos en los que participa.

 La sed

 Cuando  las pérdidas de líquidos son mayores que las cantidades de líquidos ingeridos, puede producirse una deshidratación,  así que, para las personas que no están acostumbradas a beber, sería idóneo  que programaran a lo largo del día, momentos para las tomas de agua y sobre todo, tener especial cuidado en las estaciones del año más calurosas o en épocas en las que hagamos una actividad deportiva más intensa.

 Además del agua que bebemos, los alimentos también nos aportan agua. Aún así debemos beber agua natural entorno a los 2 litros y el resto que sea aportada por los alimentos.

 Alimentos con más contenido en agua:

 Verduras: 90%, Frutas: 90%, Leche 87%, Patatas: 75%, Huevo: 74%,

Pescado: 70%Carnes: 60%, Queso: 55%, Harinas: 13%, Legumbres: 12%

Aceites o grasas 0%.

¿Qué te apetece beber hoy?

 

Dietista-Nutricionista

Susana Santervás

Nº col. 00153-AN

 

 

Deja un comentario

Hey, so you decided to leave a comment! That's great. Just fill in the required fields and hit submit. Note that your comment will need to be reviewed before its published.