PON UNA CANCIÓN EN TU VIDA QUE TE PERMITA BAILAR AL SON QUE TE MARQUEN TUS PASOS

MÚSICALos recuerdos emocionales activan la amígdala, que es una estructura situada en el lóbulo temporal del cerebro, que abarca funciones como generar emociones y sentimientos. Cuando recibimos una noticia impactante, o vemos una foto de un ser querido ya fallecido, o una canción con la que nos identificamos en un momento vital concreto de gran impacto para nosotros; dicha información junto con la reacción emocional que provoca se añaden a nuestro cerebro, provocando una simbiosis. La amígdala activa al hipocampo y a la corteza cerebral y estructuras encargadas de formar la memoria explícita. Como diría Ignacio Morgado, catedrático de Psicobiología de la Universidad de Barcelona “las emociones actúan como fuego que energiza los moldes y mecanismos cerebrales haciendo que las memorias resultantes sean igualmente indelebles”.

En general, cuando en una situación emocional se activan en mayor grado la amígdala, mejor será el recuerdo posterior. Por un lado, estas investigaciones nos permiten discernir que la información que se transmite emocionando al público se fija mejor en la memoria, así que para todos aquellos oradores, que usen su palabra para educar, concienciar, inculcar valores y hábitos saludables, es una gran información. ¡Transmitid emocionando! Y ¿cómo se hace eso? Hay infinidad de estrategias de comunicación que facilitan que nuestro mensaje llegue a buen puerto, en próximos post daremos algunas pinceladas. Por otro lado, desgraciadamente, las situaciones desagradables son las que se fijan con mayor intensidad en nuestra memoria, es decir, que se recuerda tanto el suceso emocional como el sentimiento de vivencia del recuerdo concreto. Y aquí es donde quiero hacer hincapié en el sentido del oído. Las canciones son unos de los vehículos que nos llevan a adentrarnos en nuestra biblioteca de recuerdos. Las canciones las asociamos a momentos concretos de nuestra vida, a personas y situaciones que nos marcan. Cada vez que escuchamos esa canción, esos recuerdos vienen a nuestra mente. ¿Los podemos controlar? ¿Somos conscientes de que esos momentos vienen evocados por esa canción? ¿Qué nos transmiten esas canciones que tanto nos gustan? ¿Nos hemos parado a pensar y reflexionar la letra de dichas canciones? ¿Las escuchamos o las oímos?

Sin darnos cuenta, podemos estar retroalimentando ciertos recuerdos negativos con situaciones de este tipo. Evidentemente, hay muchas cosas que salen de nuestro control, y gracias a que nuestro cerebro optimiza la información y automatiza los procesos, hace que seamos más eficaces. Por ello, a pesar de la cantidad de información y estímulos que nos rodean, el cerebro no profundiza sobre cada una de esas informaciones, pero eso no quiere decir que no nos influya de manera inconsciente. Y la pregunta que planteo es la siguiente ¿si el cerebro usa ese mecanismo de filtración de información para ser más eficaz, para qué vamos a hacer el esfuerzo de hacerlo consciente y perder el tiempo? Esa podría ser una primera reflexión muy acertada, pero hay que tener en cuenta, que si queremos cambiar situaciones que nos generan malestar en el presente al recordarlas, podemos hacer un esfuerzo por cambiar esos recuerdos. Y no hablamos de magia, ni hablamos de que sea tarea fácil. Una buena pauta para empezar sería ser reflexivos con la poesía de las canciones y valorar si realmente estamos de acuerdo con lo que transmiten. Las canciones son un arte que emocionan y se quedan clavabas a fuego lento, pero también son el caldo de cultivo de muchas ideas irracionales sobre todo referentes a los temas relacionados con el AMOR.

También las canciones se pueden convertir en impulsos motivadores para conseguir aquellas cosas que queremos.

Os dejo un par de letras de dos canciones para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Que intenso es esto del amor que garra tiene el corazón si jamás pensé que sucediera asi Bendita toda conexión entre tu alma y mi voz, si jamás creí que me iba a suceder a mi 
Por fin lo puedo sentir , te conozco y te reconozco que por fin se lo que es vivir con un suspiro en el pecho con cosquillas por dentro y por fin se porque estoy asi….
Tu me has hecho mejor, mejor de lo que era y entregaría mi voz a cambio de una vida entera tu me has hecho entender que aqui nada es eterno pero tu piel y mi piel pueden detener el tiempo
no he parado de pensar hasta donde soy capaz de llegar sé que mi vida está en tus manos y en tu boca, me he convertido en lo que nunca imagine has dividido en dos mi alma y mi sed porque una parte va contigo aunque a veces no lo sepas ver por fin lo puedo sentir, te conozco y te reconozco que por fin se lo que es vivir con un suspiro en el pecho y con cosquillas por dentro por fin se porque estoy así tu me has hecho mejor mejor de lo que era y entregaría mi voz a cambio de una vida entera tu me has hecho entender que aquí nada es eterno pero tu piel y mi piel pueden detener el tiempo…. Mejor de lo que era…
Pablo Alborán

“Si quieres un cambio en tu vida, comiénzalo dentro de ti
Y no culpes más a la suerte. Da alas a tu colibrí. Vuela y vive feliz
Soy valiente por quererme poco a poco soy más fuerte
En mis manos tengo el cambio la tristeza ya es pasado.
Tomo el mando estoy a salvo…
Me amo y me acepto completamente…”
Diana Navarro

 

“Pon una canción en tu vida que te permita bailar al son que te marquen tus pasos”

Elena Antón

Psicóloga

nº col. AN09547

Deja un comentario

Hey, so you decided to leave a comment! That's great. Just fill in the required fields and hit submit. Note that your comment will need to be reviewed before its published.