¿QUÉ HARÍA SI ME QUEDARA UN MES DE VIDA?

sueños

Todos conocemos casos en los que tras un acontecimiento significativo en su vida, de repente, algo, a priori inexplicable, les hace cambiar y reconducir el rumbo de su vida.

¿Conoces a alguien que le haya pasado?

¡Puede ser que te haya pasado a ti!

La siguiente pregunta sería, ¿por qué ocurre eso?

Pues es muy sencillo.

Nuestro día a día se convierte en un frenesí de actividades, tareas y obligaciones, que nos impiden, parar y reflexionar sobre el sentido de nuestra vida, sobre el rumbo que estamos llevando. En la mayoría de las circunstancias vamos a la derriba, siguiendo las directrices que marca la sociedad y la presión de los iguales.

Os invitamos a buscar momentos “vuestros” y ¡de nadie más! Que os ayuden a hacer un trabajo de introspección y desarrollo personal, para vehiculizar vuestros verdaderos objetivos. Vuestros objetivos personales.

No tenemos que esperar a que nos ocurran situaciones significativas para darnos ese tiempo, podemos buscar un espacio de tiempo a diario para poder centrar nuestro foco de acción y sentir que lo que hacemos está dentro de nuestra escala de valores y disfrutamos realmente e intensamente de todo aquello que nos vamos proponiendo, sabiendo que podemos poner límites y decir que “NO” a aquellas situaciones y personas con las que no estamos de acuerdo. Poner límites no hay que asociarlo a personas de carácter rígido, todo lo contrario, se asocia a personas que saben muy bien lo que quieren y tienen un conocimiento más profundo de sus fortalezas y debilidades y saben decidir si es un buen momento para llevar a cabo la acción que se les pide. Otro tema muy diferente, es si esos límites están influidos por excusas, que enmascaran miedos. Entonces esos límites son laxos, no nos dejan avanzar, se convierten en piedras con las que vamos tropezando en nuestro camino.

¿Cómo averiguar la diferencia entre unos límites u otros?

Plantéate si lo haces por agradar a los demás o si dicha acción forma parte de tu escala de valores y estás convencido de ello. La escala de valores es diferente para cada ser humano, cada uno debe trabajar en ella y tenerla clara para que sus decisiones en la vida sean coherentes con ella.

¿Si te quedara un mes de vida qué te gustaría hacer y todavía no has tenido oportunidad de hacer y sientes que es realmente importante para TI?

Sueña y Actúa

No permitas que la rutina te ciegue ¡quítate la venda de los ojos! Y descubre que todavía hay muchas cosas por hacer y descubrir y que te hacen vibrar. Con creatividad y planificación, tus planes pueden llegar a buen término.

¿Comenzamos? ¡Define tu escala de valores!

La escala de valores consiste en una lista de cuestiones morales/ valores internos que son importantes para una persona y están guiadas por las creencias personales que cada uno tenga. Se sustentan sobre dos grandes pilares. Por un lado, la familia, nos ayudan a decidir lo que es bueno y malo desde su punto de vista y eso nos ayuda a ir configurando y entendiendo el mundo que nos rodea; y por otro lado, la experiencia que vamos adquiriendo que nos va permitiendo definir los valores con los que sentimos que estamos en armonía. Esta escala de valores es única y personal. Cada cual puede ir modificándola bajo sus premisas. El papel que juega hoy en día la sociedad, hace que estas escalas personales puedan estar influidas por esa presión. Por eso, es tan importante, desarrollar el pensamiento y actitud crítica y analizar las cosas y no verlas como meras imposiciones.

s2

Elena Antón

Psicóloga

nº col. AN09547

Deja un comentario

Hey, so you decided to leave a comment! That's great. Just fill in the required fields and hit submit. Note that your comment will need to be reviewed before its published.