¿Es posible no engordar en Navidad?

por metropolsalud
0 comentario
¿Es

Llegó la época del año más amada para muchos y temida para otros: la Navidad. Da miedo pensar que todo el trabajo realizado con tanto esfuerzo se pueda perder, y normalmente estamos convencidos de que será así, ya que la experiencia hasta el momento siempre ha sido engordar y coger algún que otro kilito navideño.

 A la mayoría le habrá cogido el toro y estará empezando a hacer las compras navideñas, tendrá alguna comida de empresa, de amigos, la familia, los regalos… Y ahora, ¿cómo voy a no engordar? si la sociedad me lo dice a gritos, los supermercados llevan vendiendo mantecados desde el 15 de octubre y yo… aguantando, aguantando… Y encima a dieta, ahora quiero divertirme y comer todo lo que no he comido en no sé cuantos meses.

Está claro que con este pensamiento me quedan dos telediarios para arrasar con la nevera y lo que se me ponga por delante. Y digo yo, ¿por qué no nos planteamos las cosas de otra manera? Está claro que, si pienso en negativo, encontraré un millón de excusas para hacer de la navidad un exceso continuado.

Primer objetivo: mantenerse

Hay que ser realistas las fechas son complicadas y hay que disfrutar de la familia y de los amigos si nos planteamos un objetivo muy difícil de alcanzar en poco tiempo, nos desmotivaremos y las consecuencias serán lo opuesto al objetivo planteado.

El objetivo real debe ser me mantengo en navidad y me cuido, mantengo mi rutina y mi ejercicio y en los días claves disfruto de la comida, pero con algunos consejos que pondremos más adelante.

Hay que mantener lo que hemos conseguido hasta el momento y nunca perder el objetivo de vista.

También debemos entender que todo lo que conseguimos que es grande para nosotros requiere un Gran esfuerzo y por eso es tan valioso. Y después de las fiestas nos podremos en marcha de nuevo.

Segundo objetivo: no utilices las fiestas como excusa

Las fiestas de Navidad, deberían ser los días a festejar y no desde el puente de diciembre hasta después de Reyes. No tengas en casa dulces de Navidad antes de los días festivos, porque en cualquier momento nos levantaremos del sofá, aunque sea 14 de diciembre y cogeremos un bombón o un mantecado con la excusa de que es Navidad, aunque falten 10 días.

Tercer objetivo: moderación

Evita los excesos, el ” todo o nada” es un gran error. Por otra parte, no hay alimentos prohibidos, pero los excesos nos perjudican.

Hay que controlar las raciones y evita repetir. Puedes probar de todo un poco, pero evitando el picoteo constante. Otro consejo es comer despacio, saborea esa comida que ha elaborado tu madre, abuela, abuelo, amigo con dedicación y cariño y sobre todo disfruta de la compañía.

Y, por último, debes ayudar a poner la mesa, levántate y retira platos, lava los platos. Estarás menos pendiente de lo que quede en la mesa.

Cuarto objetivo: debes ser selectivo

Escoge de base platos que te gusten pero que sepas que son algo menos calóricos como ensalada de mariscos o embutidos magros. Mejor pescado que carne y en cuanto a los asados, hay que hacerlos al horno o vapor mejor que fritos o guisados.

Otra recomendación es beber agua con las comidas, pero si no, brinda con cava o toma vino si no te vas a beber la copa de después. Una cosa u otra.

Son muchas comidas por delante, en cada una de ellas puedes seleccionar lo que más te gusta y durante las fiestas probarás muchas comidas que te encanten, pero no todas de golpe porque al final terminarás por engordar.

Quinto objetivo: más vale ser previsor

No te saltes ninguna comida y bebe agua. Toma algo antes de acudir a una comida, cocinar o ir a comprar, nunca con el estómago vacío. Toma una infusión durante las sobremesas para evitar picar y busca “aliados” entre la familia y amigos.

Cuando decidas que has acabado, lávate los dientes o mastica chicle sin azúcar, te dará sensación de frescor y limpieza y no te apetecerá comer más. No te sientes en el centro de la mesa, está todo más accesible y vas a picotear por inercia.

Planifica con tiempo el menú, y realiza la compra ajustándose a las cantidades que vayamos a necesitar. No generes excedentes de la cena de nochebuena que duren hasta la de reyes. Hay que servirse el último en la mesa para tardar más en comer y así evitar repetir. Y, por supuesto, no abusar del alcohol, hay que reservarse para brindar.

Sexto objetivo: ¡muévete!

Camina después de una comilona: sal a dar una vuelta, vuelve andando a casa, etc.

Haz los recados y compras de navidad andando y no te olvides del gimnasio o de hacer deporte durante este mes.

Vuelve a la rutina cada día, o establece una nueva, pero manteniendo las pautas saludables ya aprendidas. Y para acabar, os dejo una propuesta para una comida de Navidad:

Entrantes:

  • Ensalada de Bogavante, mango, salmón ahumado, queso de cabra nueces y vinagreta de mostaza y miel
  • Canapé de:  salmorejo, huevos de codorniz y lascas de jamón ibérico.
  • Canapé de guacamole casero y de humus con palitos de zanahoria.
  • Canapé de ventresca con pimientos asados.
  • Jamón ibérico y almejas a la marinera
  • Brocheta de melón, jamón y langostinos
  • Rollitos de salmón ahumado con philadelphia ligero y huevo hilado.

Plato principal:

  • Solomillo de cerdo ibérico o de ternera con puré de castañas.
  • Besugo al horno con almejas
  • Pimientos rellenos de merluza o bacalao, gambas, espinacas y piñones
  • Pavo asado con compota de Manzana.

Guarniciones:

  • Verduras al vapor
  • Champiñones salteados
  • Coles de Bruselas
  • Compota de manzana
  • Corazones de alcachofa
  • Espárragos a la brasa
  • Zanahorias minis.

Postres:

  • Brocheta de fruta con chocolate
  • Macedonia de frutas naturales con helado de turrón o helado de yogur a decorar con galleta barquillo y espolvoreadas con canela o vainilla.
  • Manzanas asadas, espolvoreadas con canela y un chorrito de coñac.
  • Piña con frutas del bosque
  • Flan casero de nuez.
  • Tarta de queso casera
  • Milhojas de tierra de frutos secos, cuajada o yogur, miel, canela y frutos rojos.

¡Feliz 2018!

Que luchéis por todos vuestros propósitos y que tengáis mucha salud. Si alguno de vosotros desea una atención personalizada, haz clic aquí, no dudéis en contactar con nosotros y pedir cita. 

¡Felices Fiestas!

Susana Santervás

Dietista- Nutricionista AN-00153

0 comentario

También te puede interesar

Deja un comentario