Tratamiento del codo de tenista

por metropolsalud
0 comentario
tratamiento codo tenista, lesión. Metropol Salud, tu clínica de fisioterapia en Sevilla y el Aljarafe

La lesión denominada “codo de tenista” significa que tienes tendones hinchados lo que produce dolor en el codo, el antebrazo y la muñeca. Otro de los síntomas típicos es la debilidad para agarrar cosas.

Es común en las personas que practican deportes como el tenis, el padel o el squash, pero la mayoría pueden sufrirlo a partir de otras actividades físicas que requieren agarrar o girar objetos. Por ello, el codo de tenista también puede verse entre pintores, carpinteros o fontaneros. En definitiva, es una lesión por uso excesivo y causada por una actividad repetitiva.

A menudo, mejora por sí solo con el cuidado personal y el reposo, pero si eso no funciona, la mejor opción es la fisioterapia.

¿Por qué la fisioterapia?

El objetivo es mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos del antebrazo para que no vuelva a molestarte el llamado codo de tenista. Tu fisioterapeuta te enseñará formas de cambiar tu golpeo con la raqueta de tenis si es que lo practicas u otra actividad que te esté causando problemas en el codo.

La fisioterapia ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a los tendones, que no obtienen el mismo nivel de suministro de sangre y oxígeno que los músculos reciben normalmente debido a la lesión.

Los ejercicios que mejoran el flujo sanguíneo también mejorarán la curación, por ello, es muy recomendable una atención especializada para este tipo de lesiones.

Tratamiento

Los primeros pasos para tratar el codo de tenista son reducir la inflamación y descansar los músculos y tendones irritados. El hielo y la compresión también pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

Otra de las técnicas utilizadas por nuestros fisioterapeutas es la estimulación muscular y la EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular) que ayudan a restaurar el equilibrio químico de la célula para que ésta mejore sus procesos de regeneración.

También aprenderás consejos sobre cómo descansar el codo y aliviar la tensión de las actividades cotidianas.

Una vez que la inflamación disminuye, puedes comenzar a realizar ejercicios suaves para fortalecer los músculos del antebrazo y prevenir esta dolencia.

Ejercicios recomendados:

Para darte una idea de lo que podría implicar la fisioterapia, estos son algunos de los ejercicios que debes hacer para una recuperación de tu lesión de codo de tenista:

Ejercicio de giro de la toalla
  • Equipo necesario: toalla de mano
  • Músculos trabajados: extensores de muñeca, flexores de muñeca
  • Método: Siéntate en una silla sosteniendo una toalla con ambas manos. Debes tener los hombros relajados. Gira la toalla con ambas manos en direcciones opuestas como si estuvieras escurriendo agua. Repite 10 veces y luego repite otras 10 veces en la otra dirección.

Ejercicio de fortalecimiento: apretando el puño

La poca fuerza de agarre es un síntoma común del codo de tenista. Mejorar la fuerza de agarre al desarrollar los músculos del antebrazo puede ayudar a mejorar la capacidad de realizar las actividades diarias.

  • Equipo necesario: mesa y toalla.
  • Músculos trabajados: tendones flexores largos de los dedos y pulgar
  • Método: Siéntate en una mesa con tu antebrazo descansando sobre la mesa. Debes sostener una toalla enrollada o una pelota pequeña en tu mano. Exprime la toalla en tu mano y sostenla por 10 segundos. Suelta y repite 10 veces. Cambia y hazlo con el otro brazo.

Ejercicio de giro de muñeca con pesas

El músculo supinador es un músculo grande del antebrazo que se adhiere al codo. Es responsable de girar la palma hacia arriba y, a menudo, participa en movimientos que pueden causar el codo de tenista.

  • Equipo necesario: mesa y mancuernas de 1 kilo
  • Músculos trabajados: músculo supinador
  • Método: Siéntate en una silla sosteniendo una pesa de 1 kilo verticalmente en tu mano con el codo apoyado sobre tu rodilla. Deja que el peso de la mancuerna ayude a girar el brazo hacia afuera, girando la palma hacia arriba. Gira la mano hacia la otra dirección hasta que tu palma esté hacia abajo. Repite 20 veces en cada lado. Debes mantener quietos la parte superior del brazo y el codo.

Ejercicio de extensión de la muñeca

Los extensores de la muñeca son un grupo de músculos responsables de doblar esta parte del cuerpo. Se conectan al codo y a menudo sufren un uso excesivo, especialmente en los deportes de raqueta.

  • Equipo necesario: mesa y mancuernas de 1 kilo
  • Músculos trabajados: extensores de muñeca
  • Método: Siéntate en una silla con una pesa de 1 kilo en la mano con la palma hacia abajo, apoyando el codo cómodamente sobre la rodilla. Extiende la muñeca curvándola hacia tu cuerpo. Si ves que no puedes, hazlo sin la mancuerna. Regresa a la posición inicial y repite 10 veces en cada lado. Intenta aislar el movimiento de la muñeca, manteniendo el resto del brazo quieto.

Ejercicio de flexión de la muñeca

Los flexores de la muñeca son un grupo de músculos conectados al codo y que también pueden inflamarse provocando dolor en el paciente.

  • Equipo necesario: mesa y mancuernas de 1 kilo
  • Músculos trabajados: flexores de muñeca
  • Método: Siéntate en una silla con una pesa de 1 kilo en la mano con la palma hacia arriba y el codo descansando cómodamente sobre la rodilla. Debes mantener la palma de la mano hacia arriba. Flexiona la muñeca curvándola hacia tu cuerpo. Regresa a la posición inicial y repite 10 veces en cada lado. Intenta aislar el movimiento de la muñeca, manteniendo el resto del brazo quieto.
Consejos y advertencias

Estos ejercicios, la cantidad de repeticiones y la frecuencia con la que se realizan es solo una pauta. Te recomendamos siempre que sigas los consejos y el programa de tu fisioterapeuta y no comiences por tu cuenta estos ejercicios sin antes consultarle. Es importante tener una evaluación completa para descartar lesiones graves, como una rotura muscular o de tendones.

No comiences las actividades hasta que la inflamación haya disminuido, ya que puede agravar la afección.

Y, por supuesto, escucha a tu cuerpo. Si haces 10 repeticiones de uno de los ejercicios y ves que te duele, comienza con cinco. Si hacerlos todos los días te causa molestias, intenta cada dos días y después aumenta la frecuencia. Si continúas teniendo dolor, consulta a tu fisioterapeuta para asegurarte de que estás haciendo los ejercicios correctamente.

Fortalecer los músculos y evitar movimientos repetitivos puede ser de gran ayuda para evitar este problema en el futuro. Si tienes el llamado codo de tenista y quieres recuperarte de la mejor manera, no dudes en contactar con los profesionales de Metropol Salud. Pide tu cita en nuestra clínica haciendo clic aquí.

0 comentario

También te puede interesar

Deja un comentario