Cómo prevenir las lesiones más frecuentes en el tenis

por metropolsalud
0 comentario

El tenis es uno de los deportes más practicados en Andalucía con miles de jugadores federados y otro tantos a nivel aficionado. Al realizar un ejercicio físico, es una actividad saludable que además nos ofrece valores como el esfuerzo, la disciplina, y la competitividad. Pero también existe la posibilidad de padecer lesiones, sobre todo por el impacto y el movimiento repetitivo en ciertas articulaciones y partes del cuerpo. En este post repasamos las más frecuentes y también te damos algunos consejos para prevenir este tipo de problemas si juegas al tenis ya sea de manera habitual o esporádica.

 

Las lesiones más comunes del tenis

 

Según el estudio “La prevención médica en el tenis” elaborado por la Fundación MAPFRE y la Real Federación Española de Tenis, las lesiones más comunes de un tenista son por sobrecarga o sobreuso y se dan en el hombro, el tobillo, la muñeca, la espalda, la rodilla, el codo y la cadera.

A continuación, detallamos las lesiones más frecuentes:

Codo de tenista

La epicondilitis lateral, comúnmente conocida como codo de tenista, se refiere a la inflamación de los tendones que unen los músculos del antebrazo con la parte exterior del codo. Esta condición es similar al codo de golfista, pero ocurre en la parte exterior del codo en lugar de en el interior. El codo de tenista suele ser el resultado de un uso excesivo y, aunque puede ocurrir en personas que no son deportistas, es común entre los deportistas que practican tenis y otros deportes de raqueta. Los síntomas del codo de tenista incluyen dolor o ardor en la parte exterior del codo y fuerza de agarre débil. Es posible que los síntomas empeoren con la actividad del antebrazo.

Síndrome del túnel carpiano

Esta lesión se produce por el irritamiento del nervio mediano (situado entre los huesos de la muñeca, los tendones de la musculatura flexora y un ligamento) por un sobreuso de la musculatura flexora del antebrazo. Entre las causas del síndrome del túnel carpiano están el uso repetitivo y excesivo de dicha musculatura y una mala técnica del tenista.

Desgarros del manguito rotador del hombro

El manguito rotador está compuesto por cuatro músculos y tendones que se unen para proporcionar estabilidad y movilidad al hombro. El manguito de los rotadores puede romperse gradualmente, como resultado del uso excesivo, pero también puede resultar de una lesión aguda. Los síntomas de un desgarro del manguito rotador incluyen dolor, sensibilidad y debilidad en el hombro, dificultad para levantar el brazo y chasquidos y crujidos al mover el hombro.

Fracturas por estrés en la espalda

Debido a que los servicios de tenis requieren una combinación de hiperextensión, o flexión de la espalda, inclinación lateral y rotación del tronco, las fracturas por sobrecarga son una lesión común. Este movimiento ejerce presión sobre las vértebras de la parte inferior de la espalda y eventualmente puede causar una fractura y provocar dolor en la zona lumbar que empeora con la actividad.

Tendinitis rotuliana

El tendón rotuliano une la rótula a la tibia y ayuda en el movimiento de la pierna y soporta nuestro peso al caminar y saltar. Saltar, en particular, puede ejercer una tensión excesiva sobre este tendón, y los saltos repetitivos, que a menudo son parte del tenis, pueden causar desgarros microscópicos y lesiones en el tendón rotuliano. La tendinitis rotuliana puede causar dolor e hinchazón, y el área afectada puede sentirse caliente al tacto. Saltar, arrodillarse y subir y bajar escaleras pueden aumentar el dolor.

Esguinces de tobillo

Es muy habitual que los tenistas sufran esguinces de tobillo. Debido a que el tenis puede ser un juego de ritmo muy rápido, un movimiento lateral repentino puede hacer que el tobillo se tuerza, se estire o dañe uno de los ligamentos del tobillo. Un esguince puede causar dolor, rigidez e hinchazón en el tobillo. El tobillo suele ser inestable y también pueden producirse hematomas.

Desgarros musculares – rotura de fibras

Es una lesión provocada por gestos explosivos, movimientos a gran velocidad y cambios de ritmo. Los músculos más frecuentemente lesionados son los Gemelos, los Isquiotibiales, y el Recto Anterior del Cuádriceps.

 

Prevenir y evitar las lesiones

 

Para prevenir las lesiones en el tenis hay que seguir ciertas pautas como tener una buena hidratación y alimentación, y realizar estiramientos diarios además de un calentamiento adecuado.

Recuerda que las sesiones de ejercicios de estiramiento y de fuerza, así como el precalentamiento, ayudan a prevenir las lesiones más frecuentes en el tenis por sobrecarga.

Se recomienda beber mucho líquido para evitar calambres y tener un equipo adecuado para practicar el tenis: las zapatillas deben tener una buena cámara en el tacón para absorber los golpes e impactos y un buen soporte para los tobillos. Déjate aconsejar por un profesional antes de comprar una raqueta que no sea adecuada a tu edad y tus condiciones físicas.

Usa calcetines adecuados para evitar ampollas en los pies y pon talco en el mango de la raqueta para secarlo y así evitarás las molestas ampollas en las manos.

A la hora de jugar, si realizas un servicio o un golpe por encima de la cabeza, debes evitar arquear la espalda demasiado. La posición correcta es doblar las rodillas y elevar los tobillos. De esta forma el peso corporal está prácticamente en equilibrio. Para evitar el codo de tenista, dobla el brazo en los golpes frontales y al servir. Cuida tu técnica: los entrenadores expertos siempre aconsejan prestar especial atención a la ejecución correcta de los golpes.

Trata de descansar entre partidos de tenis o sesiones de entrenamiento. El juego excesivo es una de las principales causas de las lesiones propias de este deporte. Tu cuerpo necesita recuperarse y el descanso es fundamental.

Si notas cualquier dolor o molestia en las articulaciones o en tus músculos, deja de jugar porque si lo haces con dolor, vas a empeorar tu estado y la lesión que se haya originado irá a más. Si el dolor continúa, nuestra recomendación es que acudas a un fisioterapeuta para curar dicha lesión.

 

Somos especialistas en tratar las lesiones deportivas

 

En Metropol Salud, somos especialistas en el tratamiento de las lesiones deportivas. Tenemos a los mejores profesionales y disponemos de las técnicas y los medios más avanzados para asegurarte una correcta recuperación de tu lesión como el sistema Game-Ready de compresión y frío o máquinas isoinerciales como la VersaPulley.

Dentro de nuestro servicio de rehabilitación, te ofrecemos una terapia individualizada y un tratamiento integrado y coordinado entre nuestros fisioterapeutas y nuestros readaptadores de lesiones con el objetivo de mejorar los resultados y tiempos de recuperación del paciente. Nuestros profesionales tienen una gran experiencia y desarrollarán todas las acciones terapéuticas adecuadas para aliviar el dolor, recuperar la movilidad y la funcionalidad del paciente. Así estarás listo para jugar lo antes posible y evitarás recaídas posteriores. En este sentido, disponemos de un servicio pionero en la provincia de Sevilla: la recuperación del paciente en el propio campo de juego, donde uno de nuestros profesionales se desplaza a una pista deportiva cercana con el paciente para asesorarle en la última fase de recuperación de su lesión.

Si quieres más información sobre nuestros servicios o deseas pedir cita con nosotros porque tienes molestias o sufres alguna lesión, no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica haciendo clic aquí.

0 comentario

También te puede interesar

Deja un comentario