Fisioterapia y rehabilitación tras sufrir un ictus

por metropolsalud
0 comentario
ictus daño cerebral fisioterapia neurológica

Dentro de la fisioterapia neurológica, las personas que han sufrido un ictus son uno de los grupos de pacientes que necesitan una especial rehabilitación. Un ictus es un accidente cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. Se produce por la interrupción del flujo sanguíneo en alguna zona del cerebro, cuando de manera brusca se obstruye o se rompe un vaso sanguíneo cerebral. Cada año afecta a miles de personas con resultados trágicos: desde el fallecimiento hasta una discapacidad de por vida.

Secuelas del ictus

Las principales secuelas motoras de un ictus son:

– la falta de coordinación (ataxia)

– debilidad y ausencia parcial de movimiento voluntario (paresia),

– pérdida de la función motora de un lado del cuerpo (plejía).

Estas secuelas pueden llegar a dificultar el control del tronco, la puesta en pie o la marcha, hasta para realizar las actividades de la vida diaria. Por ello, la fisioterapia y la rehabilitación tras sufrir un ictus debe comenzar lo antes posible ya que es especialmente crucial durante las primeras etapas de la recuperación, cuando los pacientes tienen poco o ningún control sobre sus músculos afectados.

Trabajo del fisioterapeuta

El accidente cerebrovascular a menudo causa parálisis en un lado del cuerpo, lo que significa que los pacientes pierdan la función o parte de ella de algún brazo (generalmente con mayor afectación), el tronco o una pierna.

En las primeras semanas y meses de recuperación, los fisioterapeutas trabajan con los pacientes para mantener estos músculos activos y estimulados, realizando un trabajo sobre el sistema sensoriomotor o neuromotor, incluso antes de que recuperen el movimiento voluntario, incidiendo sobre la plasticidad cerebral, y tratando de realizar nuevas conexiones neuronales en la zona del cerebro dañada.

Si la función motora regresa, la fisioterapia ayuda al paciente a que pueda volver a realizar las actividades de la vida diaria.

Fisioterapia neurológica en Metropol Salud

Esto es parte del trabajo que realizamos desde el servicio de Fisioterapia neurológica de Metropol Salud en Mairena del Aljarafe para la recuperación del accidente cerebrovascular.

Nuestros fisioterapeutas trabajan para el tratamiento global de personas con trastornos del sistema nervioso. Ajustándonos a las necesidades del paciente, tras ver y sentir sus dificultades, y valorar qué podemos hacer para que alcance su objetivo. Realizamos un análisis del movimiento y la alteración del mismo basado en el conocimiento del control postural necesario para el desarrollo de una tarea y en la capacidad de realizar un movimiento selectivo.

Además, se elaboran secuencias coordinadas de movimiento, teniendo en cuenta posibles alteraciones sensoriales, visuales, y auditivas, al igual que alteraciones emocionales, conductuales y sociales, porque aquí tratamos personas, no enfermos.

Los profesionales de nuestra clínica saben cómo ayudar a los pacientes a volver a aprender los movimientos corporales complejos y evitar complicaciones, además de mejorar su equilibrio, coordinación y otras habilidades básicas. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente.

Servicio personalizado

La fisioterapia neurológica de Metropol Salud para los accidentes cerebrovasculares tiene planes personalizados para adaptarse a las necesidades de cada paciente que ha sufrido un ictus. Durante su primera cita, nuestros fisioterapeutas examinarán su cuerpo a fondo, consultarán los informes de su médico y lo entrevistarán a usted o a sus seres queridos sobre sus síntomas y dificultades hasta el momento. Esto les permitirá desarrollar un plan adecuado, enfocándose en restaurar el movimiento y prevenir problemas que pueden ocurrir después de un accidente cerebrovascular.

Su tratamiento de fisioterapia girará en torno a objetivos específicos. Por ejemplo, se comienza con las tareas y movimientos más básicos, como pasar de forma segura de una cama a una silla mientras protegen sus brazos dañados de lesiones. Pasarán gradualmente a ejercicios y tareas que mejoran el equilibrio, y el fisioterapeuta le ayudará a volver a aprender las habilidades básicas de coordinación y a reentrenar su cerebro para realizar tareas funcionales como agarrar objetos y caminar.

En cualquiera de los casos, el fisioterapeuta enseñará a los pacientes una serie de ejercicios que ellos mismos podrán realizar en casa de manera que puedan seguir con su rehabilitación fuera de la clínica.

Los beneficios de la fisioterapia

La fisioterapia neurológica puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que han sufrido un ictus y permitir su paulatina recuperación. Además, gracias al programa terapéutico de Metropol Salud se “enseña” de nuevo al cuerpo a funcionar con la máxima normalidad posible. Se trata de trabajar en la mejora a nivel muscular con el objetivo de que el paciente sea lo más autónomo posible en su vida cotidiana, y se pueda desenvolver sin necesidad de ayuda o con la mínima ayuda posible.

Nuestra clínica también cuenta con la posibilidad de aplicar al paciente la estimulación eléctrica transcraneal, una técnica avanzada de fisioterapia no invasiva con efectos terapéuticos muy positivos para tratar el daño cerebral. Recientes estudios han demostrado la efectividad de esta técnica en pacientes con este tipo de problemas.

En definitiva, hay posibilidades de mejoría tras haber sufrido un ictus o derrame vascular, y una vez fuera de peligro, lo ideal es acudir a nuestro servicio de fisioterapia neurológica para comenzar la rehabilitación lo antes posible y así tratar de reducir al máximo el impacto de esta lesión.

Si necesitas más información o deseas pedir una cita para valorar tu caso en concreto o el de algún familiar, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

0 comentario

También te puede interesar

Deja un comentario